Networking & Comercio Local. El presente del comercio.

Probablemente todos nosotros tengamos muy escuchado el  termino “Networking” y lo asociemos a expresiones como  “Jornada de networking” o “pausa para networking”.  Se habla de ello en los encuentros y reuniones. Nos llevamos tarjetas de visita. El Networking aparece una y otra vez como un elemento clave para el desarrollo de nuestros negocios.

¿Networking para mi comercio?

La respuesta es si. Le llamemos networking, colaboración, cooperación… disponer de una red de personas y organizaciones orientadas a aportar mayor valor a tus clientes, es fundamental para el comercio local y lo ha sido siempre. En nuestros días la necesidad de dotar a nuestra actividad comercial de herramientas,  tecnología, hábitos, personas que nos ayuden a consolidar un modo de trabajo colaborativo es fundamental. No solo desde un punto de vista de costes, si no en términos de aportación de valor a los clientes.

En futuras entradas veremos las formas para desarrollar esta Red de Trabajo y algunos ejemplos. En esta nos vamos a centrar en un paso previo como son: Las características y los objetivos de nuestra Red de Trabajo.

 

Características 

Es posible que alguno piense que antes de definir como tiene que ser nuestra red, tendriamos que definir para que es. Puede estar en lo cierto, lo que ocurre es que las características de las que hablamos van a ser comunes a cualquier objetivo que nos planteemos. Asi definimios tres características:

Global. Tanto por el ambito geográfico al que nos dirigiemos para encontrar  con quien entablar relación, que puede ser local, nacional o internacional. Global por que debemos dirigirnos a otras organizaciones que actuen en ámbitos de actuación diferentes al nuestro. Global por que debe incluir personas y organizaciónes que representen a todos aquellos que pueden influir en nuestra actividad, desde los propios clientes  y proveedores, como competidores, administración pública, asociaciones a las que pertencemos etc.

Intencionada. Debemos querer crear esta Red de Trabajo, alimentarla y cuidarla. Por tanto debemos estar dispuestos a dedicar recursos a ella. Tiempo, personas, formación, presupuesto. Si no tenemos intención de decicarle un mínimo de recursos, mejor es dejarlo para el día que se pueda. Las redes sociales como Facebook o Instagram no sustituyen nuestra Red de Trabajo. Esta no se crea en 5 minutos con una aplicación. Se tiene una intención y se va desarrollando con el tiempo.

Colaborativa. Parece un chiste, pero no lo es. Nuestra Red de Trabajo no es un punto de encuentro exclusivo para que proveedores de todo tipo nos ofrezcan sus soluciones. No la creamos para tomar un café con el dueño del comercio de al lado. La creamos y desarrollamos para que todos sus miembros colaboren para alcanzar no sus objetivos, si no los objetivos que se plantean en esta Red de Trabajo. Esta es la característica más difícil de alcanzar.

Objetivos 

Es importante distinguir el objetivo a alcanzar de como los medimos.

Para definir el objetivo, debemos partir de la base de que la red no va a estar operativa en 6 meses. Va a tardar en ser efectiva. El o los objetivos de la red tienen que plantearse con visión a largo plazo. Si voy a abrir un local efímero o mi intención es poner en marcha un local y traspasarlo… no hace falta ni determinar objetivos ni crear la red. La gran mayoría del comercio local nace con voluntad de permanencia. Micro empresas familiares que si tienen la vista puesta en medio y largo plazo. A vosotros nos dirigimos.

Desde nuestro punto de vista el objetivo es que todos los intervinientes de la red aporten valor al cliente final. Este objetivo es asimismo la condición para ser parte de esta red. Si no pertences a la Red de Trabajo, el material que sirves,  el servicio, el producto que ofreces, lo podré contratar con cualquier otro (normalmente más barato, más fácil de contactar… las razones serán muchas) por que no tiene ninguna afección con mis clientes.

Podemos medir la efectividad de la red (si está aportando valor a nuestros clientes) con varios indicadores, si bien hay dos que son clave. La cifra de ventas y la satisfacción de los clientes. Depende del tipo de negocio podrán incorporarse otros relacionados con el número de productos, la innovación, las marcas etc.

En siguientes entradas hablaremos de los diferentes puntos que os hemos expuesto aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.